viernes, febrero 16, 2007

...La vida es una cárcel con las puertas abiertas...


Dice mi canción favorita de Andrés Calamaro...


Y con todo lo que a pasado esta semana, claro que la vida es todo un camino x andar, todo un viaje; como le dije a Fer, es como un capricho de la vida sentirse tan mal, teniendo tanto amor alrededor, no sé si eso que dijo Lennon una vez de "All you need is love" será cierto, o será que si? y uno exige demasiado?, no sé...

Lo que sé es que tuve una semana llena de buenas, de malas y de peores, y que tuve esta semana? fácil, tuve un ataque de problemas económicos y sociales, un desorden hormonal que me dió un golpe bajo con una maldita depresión que no se la deseo a nadie, una llamada de alguién grosero que lastimó mi ego, un amanecer espantoso lleno de pesadillas, me quedó también el sabor amargo del cansancio, de mucho trabajo y mucho esfuerzo y a cambio....una mala noticia de alguién había olvidado que apreciaba tanto.


Pero por otro lado, este "viaje semanal" me dejó una mano amiga que ayudó en el momento más complicado, un corazón relleno de confites que me dió Rox, una tarjeta de corazón elaborada con mucho amor de mi sobrina (Dios, como me llenó este regalito).

Me dejó una llamada de una madre preocupada por mi futuro, un día al lado de los mejores amigos del mundo, una caída en la acera de mi casa, una rodilla raspada, una bolsa de basura que se rompió justo cuándo la levanté...que desastre...

Pero también esta semana me dió mucho tiempo para mi, para pensar en el pasado, en el futuro provechoso que deseo, en mis amigos y que sería de mi vida sin ellos, me dió esperanzas, ganas de que todo esté mejor, aún cuándo la tormenta cae sobre mi cabeza.


Amor...eso me dejó, no me cabe duda que detrás de todas las "desgracias" y "tragedias" que me pasaron esta semana, lo que más me dejó es amor, el amor de la gente que ama hacerme daño, que ironía! pero así es, el amor de quienes con solo una sonrisa, un simple abrazo, un como estás amiga? una caricia, abren las puertas de esta cárcel llamada vida...


Esta semana, extrañamente, pero me volví a enamorar, ja ja, me enamoré de no sé ni quién pero sé que en algún lado está y de la vida que tanto e estado odiando...malagradecida!!! diría mi madre, pero si, en un momento de esta semana odié mi vida...pero ya me estoy reconciliando con ella...suele pasar...


Y si, cuándo todo se está llendo a la mierda....todo lo que necesito es amor... al menos me hace sentir mejor.

5 comentarios:

Fernando dijo...

Jo, como hemos hablado, esta semana efectivamente no ha sido buena. Sin embargo, como le dije a alguien por ahí, cuando la vida nos da la espalda hay que tocarle el culo!

Con respecto a ese señor que te jode, tengo un poema que siempre me ha ayudado. El primer poema que aprendí:

Dicen que triste cosa es no tener amigos,
Pero más triste es no tener enemigos.
Porque quien enemigos no tenga,
Es señal de que no tiene,
Ni talento que haga sombra,
Ni bienes que se le codicien,
Ni carácter que impresione,
Ni valor temido,
Ni honra de la que se murmure,
Ni ninguna cosa buena que se le envidie.
José Martí.

Maly-Jo dijo...

Jo muy cierto eso que decis.
A veces podemos sentirnos solos "como un frijolito en el espacio" (dr)...aún teniendo tanta gente alrederdor que nos quiera. Pero todo eso es normal, al fin logramos abrir nuestros ojos y apreciar los gestos que nos dan esas personas día a día. No necesitamos nada si estamos bien con las personas que queremos.
Y con certeza algo que siempre vas a tener es mi amistad, cariño, apoyo y comprensión.
Te quiero en paleta!

Javier Villegas Ortiz dijo...

Hola Jo, respecto a tu post, todos tenemos excelentes dias en que todo nos funciona a la perfección, como se dice popularmente nos levantamos con el pie derecho, pero también vemos la otra cara de la moneda, pero un dicho muy común expresa que vida sin problemas, no es vida. cuidate mira mi blog

Surare dijo...

La verdad radical es la coexistencia de mí con el mundo.

Rafu dijo...

Si!

El amor nos ciega.

Nos vuelve invulnerables!

Invencibles...

frágiles, pero felices!

Es como una droga, pero aceptada por la sociedad.

Besos, que la semana que viene te vaya mejor.